Soñar con piojos o liendres simboliza las malas compañías o que relaciones habituales son interesadas y dudosas. Debe cuidarse de ellas.

Soñar que tiene piojos y los mata, significa que se librará de todas las penas y problemas que tenga.

Soñar que se sacude los piojos de encima significa que casi con total seguridad podrá eliminar todos sus problemas.

Soñar con piojos o liendres y cuando se levanta tiene todavía la sensación de que le pican, significa que es una persona que le cuesta desprenderse de sus problemas. Ha aprendido a vivir con ellos, pero no a resolverlos.

Ir a Diccionario de los Sueños