Soñar con peces que se nos escapan de las manos cuando los intentamos sacar del mar, reflejan frustraciones sentimentales.

Ver peces nadando entre rocas escondiéndose en el paisaje submarino nos habla del deseo de evadirnos de las responsabilidades que nos agobian.

Si están en una pecera, pérdida de libertad y limitada capacidad de maniobra.

Ir a Diccionario de los Sueños