Soñar con moscas y moscardones, tradicionalmente pronostica mala suerte, ya que fueron una de las siete plagas con las que Dios maldijo al Egipto faraónico, pero no siempre es así.

Si una mosca cae dentro de un plato o de un vaso, es señal de buena suerte, y si nos sigue, anuncia un viaje.

Verla revoloteando dentro de nuestro hogar es señal de que pronto recibiremos buenas noticias.

Si se tratan de moscardones, y vuelan cerca de nuestro rostro, anuncian desgracias y muertes cercanas, pero si le damos caza, cesa este mal augurio.

Ir a Diccionario de los Sueños