Soñar con nuestra madre puede significar la añoranza de sus intenciones y mimos, aunque también puede significar reconvenciones y disciplina si estamos un tanto revolucionados, indolentes o excesivamente volcados en diversiones que nos hacen perder un tiempo precioso para nuestra formación o para nuestro trabajo.

Soñar con la imagen de una madre, con su hijo o hijos, sin que tenga relación con nosotros, representa deseos de maternidad o de paternidad, sentimientos de amor generoso, del que no exige nada a cambio.

Ir a Diccionario de los Sueños