Fases Lunares

Las fases lunares tienen mucha importancia en astrología y cuando se va a realizar un hechizo, conjuro o ritual para conseguir el buen fin del mismo.

Dependiendo de cada una de las fases lunares son más propicios la  realización de unos hechizos o rituales que otros.

Cada fase lunar tiene su fuerza y su significado y tendremos que conocerlos a la perfección para realizar cualquier hechizo o ritual.

En cualquier momento puedes conocer aquí la posición de la luna en el margen derecho de este blog.

 

Cuarto Creciente

En esta fase lunar se deben de realizar hechizos o rituales que tengan relación con recuperar algún tipo de energía, obtención de seguridad y protección de familiares o amigos, conquistar un amor, todo lo relacionado con la salud, elegir o buscar una mejoría en la profesión, aumentar las finanzas y la mejoría en cuestiones económicas.

Los hechizos o rituales se deben de realizar en los primeros minutos de la noche de cuarto creciente. Que es el momento para solicitar al Universo el progreso o en el aumento de un objetivo.

 

Luna Llena

Esta fase de la luna siempre ha estado relacionada con el poder de atraer cosas buenas.

En la antigüedad, en la Magia Wicca, se realizaban ejercicios de adivinación como la tirada de cartas y de runas.

Los hechizos o rituales recomendados para esta fase lunar son: los hechizos de amor, sobre todo los relacionados con el matrimonio, casamiento o cualquier clase de unión de pareja. También se pueden hacer los relacionados con la fertilidad, mejoras en la salud, elevar la espiritualidad y para iniciar buenas sociedades comerciales financieras o laborales.

Los hechizos se deben de realizar en las primeras horas de la noche.

Recuerda que la luna nueva es propicia para iniciar los proyectos que necesitan de notoriedad y para tener éxito.

 

Cuarto Menguante

El cuarto menguante es la fase lunar anterior a la luna nueva o luna negra.

El cuarto menguante es ideal para hacer prácticas espirituales como la meditación, el yoga, el reiki, para eliminar todo lo negativo y que las cosas malas no se nos acerquen, contra la envidia, para alejar la mala suerte, o atraer la fortuna, contra las enfermedades y para alejar a las personas negativas.

Esta fase lunar también es buena para armar talismanes o pócimas relacionadas con conservar la estabilidad conyugal y la armonía de los integrantes de la familia, evitar los problemas económicos y conservar el puesto laboral.

Además es eficaz para conseguir que ciertas cosas terminen, se atenúen o disminuyan.

Los hechizos se deben de realizar en las primeras horas de la noche.

 

Luna Nueva o Luna Negra

Esta fase lunar; la luna nueva o negra es buena para tomarse un tiempo para hacer introspección y reflexionar. Además es ideal para sacarnos o dejar de lado los pesares y las angustias, la mala energía, alejar la mala onda y en definitiva todo aquello que te está frenando o trabando.

Favorece lo relacionado a la búsqueda en el amor y a las nuevas oportunidades. También para todo aquello que se desea realizar y que queremos que se mantenga en secreto y oculto, que no llame la atención.

Los hechizos en esta luna se deben de realizar en las primeras horas de la noche.

Esta luna sirve para la reflexión y es necesaria la reflexión a través del silencio y hacer de esto un hábito.

Hemos visto de la importancia de las distintas fases lunares a la hora de realizar nuestros hechizos, conjuros o rituales. Déjanos tu comentario y no olvides compartir con tus redes sociales